CLAVES PARA ENTENDER LA INDUSTRIA DEL CHOCOLATE Y CANNABIS MEDICINAL

ANTECEDENTES

EN ESPAÑA. En el 2019 se desató una “alerta alimenticia” por un chocolate que contenía cannabidiol el principal compuesto químico del cannabis que está prohibido. Se trató de chocolate y cannabis medicinal desde Holanda. Se introdujo un lote de tabletas de la marca City Sede Banks, ubicada como muchas en Amsterdam. Esta marca de chocolate y cannabis medicinal también incurrió en tener la etiqueta “sólo en inglés”. En España es obligatorio en los puntos de venta tener toda la información de las etiquetas en castellano por lo cual es usual que se “re-etiqueten” muchos productos, incluso de las misma Unión Europea, lo contrario puede generar altas multas a los comercios.

EN PAÍSES BAJOS. En Amsterdam es común ver tanto en los Coffee Shop como en las tiendas de souvenirs, chocolate con algunos de estos compuestos. No obstante, abundan la “imprecisión” en las etiquetas y sobre todo, los precarios empaques. El cannabis sigue bajo la Ley del Opio de 1928 en la que es considerada “droga blanda”. Aunque parezca lo contrario en Holanda está prohibida la posesión de marihuana está prohibida. Lo que existe es una política de “tolerancia” conocida como “gedoogbeleid” que es lo que permite el consumo en “sitios específicos” como los populares Coffee Shop de los que se suele decir que “venden por la puerta de adelante pero compran por la puerta de atrás”. 

EN ESTADOS UNIDOS. La ley del Cannabis en California que permite su comercialización con fines terapéuticos tiene dos importantes cambios desde enero de 2020. Por eso el tema de los productos hechos con cannabis tienen un especial interés este año. El primer cambio es que esta empresas pueden donar productos a pacientes médicos que tengan dificultades para comprarlo, por ejemplo, algunos veteranos de guerra. El segundo cambio estaría relacionado con el tema fiscal. Esta modificación de la llamada “La Ley de Regulación y Seguridad del Cannabis para Uso Medicinal y Adulto” busca que las empresas comercializadoras del cannabis puedan solicitar créditos bancarios. De hecho, tal como nos comentó para este artículo William de Flor de María de chocolate y cannabis medicinal tiene que ver con la relación con el banco. Una de las dificultades para empresas con productos con chocolate y cannabis medicinal es la formalización de su estructura financiera de cara a las transacciones bancarias y el acceso a créditos. 

CHOCOLATE Y CANNABIS: PRIMOS HERMANOS. Tanto el cannabis como el cáñamo han sido cultivados desde cientos de años. Pero realmente la clave que ha dado más luz con relación a su vínculo fue el descubrimiento publicado en la revista Nature con relación a la una sustancia que debes recordar: la anandamida. Su nombre viene de la palabra “ananda” en sánscrito que traduce: felicidad. Se trata de la llamada “molécula de la felicidad” que al mismo tiempo se le considera tanto un neurotransmisor. En cuanto a su estructura se asemeja mucho a la del TCH contenida en el cannabis. También se conoce que la teobromina del cacao estimula la producción de anandamina que da como resultado una sensación de placer, relajación y felicidad.

¿QUÉ NECESITO SABER PARA HACER CHOCOLATE Y CANNABIS MEDICINAL?

MERCADO EN ESTADOS UNIDOS. Según datos de Carolina Pozo de Muze Chocolate para el 20024 el mercado de productos con CBD en Estados Unidos representará 20 billones de dólares. De esta cifra se proyecta que 44 % es específicamente para alimentos y bebidas. En el caso específico de los alimentos con CBD o “edibles” como se conocen, se habla de 950 millones de dólares. De todas las formas de comestibles con CBD la más común son las gominolas.  El chocolate sólo ha sido presentado por apenas 5 marcas pero generalmente vienen de empresas que no son especializadas de chocolate.

En este sentido se abre una gran posibilidad para empresas que tengan al chocolate como su foco de negocio. Las vías son bien desarrollar líneas o colecciones de chocolate con cannabis (con CBD o TCH) según las leyes con relación a esta sustancias en cada mercado. La producción de chocolate con sustancias extraídas del cannabis también a ha sido posible través de las asociaciones con empresas de cannabis.  Las empresas centradas en la producción del cannabis en ocasiones buscan que empresas de chocolate le generen “private label” o productos diferentes con su marca para completar su catálogo. En ocasiones conservan el nombre de la empresa que le ha desarrollado el chocolate con símbolo de calidad. 

MERCADO EUROPEO. Según la web Cannopia que citas las cifras del European Cannabis Report (un estudio encargado de la consultora Prohibición Partners) la industria del cannabis representará 16.600 millones de euros en España para 2028 (un 6% del mercado europeo) Este crecimiento se vería limitado por la legislación europea que aún considera el cannabis como “droga dura” gracias a una ley que la cataloga así por la ONU desde 1967. No se trata de una droga invisible. En España las cifras revelan que más de 17 por ciento de los adultos de entre 18 y 35 años han consumo cannabis.  

España desde hace más de 25 años ofrece posibilidades a pie de calle lugares ideales para los que quiera cultivar sus propias plantas conocidos como “grow- shop”. Madrid y Barcelona disponen de tiendas que representan empresas de semillas, fertilizantes, vitaminas y artilugios para “microproducción”. Y de tiendas para el cultivo se ha pasado a tiendas para el consumo. Más recientemente han sido instaladas tiendas en las que es posible conseguir desde flores desde 1 gramo, aceites y vaporizadores y en las que insisten que las flores no lea pueden recomendar para fumarse. En cuanto la ley se flexibilice, España ofrecerá un terreno fuerte en cuanto a activistas, pacientes y usuarios de cannabis e incluso “nuevos compradores” atraídos por este tipo de tiendas. En Barcelona incluso tienen un festival una vez al año. 

Con relación a los comestibles con cannabis en España aún no representan un opción de compra potente. La mayoría de los chocolates con algún compuesto derivado del cannabis suelen estar disponibles en el mercado como “subproductos” de empresas dedicadas al cultivo, procesamiento y comercialización del cañamo. Una de las empresas importantes en este campo es la alemana HanfFarm que ofrece un catálogo de productos que van desde las semillas, la harina, proteína en polvo, aceites, galletas y tés. También la marca de la que hablamos más adelante Euphoria hecha en la República Checa que desarrolla productos (no sólo comestibles) con estas sustancias. 

En España aún el chocolate se mantiene como un “producto” menor dentro de las tiendas dedicadas a la “cultura del cannabis”. Apenas comienzan a aparecer empresas chocolateras que producen con cannabis. Por ejemplo, esta empresa de bombones con “aceite de cáñamo rico en CBD” como Sohma.

ES UN NEGOCIO LEGAL. Comer productos con cannabis es legal, digamos que las leyes en la mayoría de los países realmente van dirigidas a su “comercialización”. La ley en España con relación al consumo del cannabis es considerada como “permisiva” dado que el consumo no está penalizado (no conlleva penas de cárcel). De hecho, es común en algunos barrios de ciudades como Madrid o Barcelona ver a gente fumando, aunque si conlleva una “multa administrativa”. Aunque la posesión en la vía pública si está penalizada si se considera que el fin es el tráfico pues la venta si es ilegal. Por otro lado, la venta de semillas de marihuana es legal así como su cultivo aunque está prohibido si las autoridades considerar que se hace con fines de venta y tráfico.

En España no se ha establecido un mínimo de consumo propio, tampoco es claro cuánto se puede cultivar. Ha habido mucha polémica pues por 4 plantas te pueden acusar de tráfico, aunque algunos han tenido muchísimos más pero no lo consideran “delito penal”. Los defensores de las despenalización del consumo del cannabis en España acusan que “la ley mordaza” agravió las multas en la vía publica. También en Barcelona se han visto la proliferación de “clubes canábicos” que realmente aprovechan el “vacío legal” con relación a que puedes consumir pero no se puede comercializar. Comer chocolate con cannabis no representa ningún delito. 

RETOS DE ESTE NICHO DE MERCADO

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE THC Y CBD? El tetrahidrocannabinol (THC) es el principal agente responsable de crear el efecto psicotrópico asociado con el consumo recreativo de cannabis, es decir es el que da “el subidón”.  Se le conoce como el “protector” de la planta y a través del microscopio se le ve como un “chupachups” transparente. Se disuelve en alcohol o en grasas. Por el contrario, el cannabidiol (CBD) no es psicoactivo, lo que significa que no le dará una sensación de “estar volando” pero es el responsable de efectos más hacia lo corporal y está más relacionado con las dolencias (como la relajación). El CBD es el que se ha “recomendado” para el dolor por sus cualidades como analgésico y antiinflamatorio, aunque también se ha mostrado efectivo por sus propiedades anticonvulsivas.

PROCESO. Para introducir el cannabis medicinal en el chocolate lo primer que hay que tener es un “extracto” en grasa (usualmente manteca de cacao). Para que se consiga la extracción se recomienda mezclar la manteca de cacao con otra grasa (que no solidifique) y que permita el movimiento por al menos unas 24 horas. De lo que se trata es de hacer un ingrediente estable y homogéneo pero que sobretodo que tenga la misma cantidad de cannabis en cada dosis que se le agregue al chocolate.

Si en el chocolate fino, destaca el número que refleja la cantidad de cacao que contiene el chocolate, en el caso de los chocolate con cannabis destaca otra información. Por ejemplo en las tabletas del chocolate Defoncé Chocolatier se lee: “Todas las barras contienen 90 miligramos de THC or 18 porciones de 5 miligramos”. En cuando a sus frutos secos cubiertos dice algo así: “cada tubo contiene 40 piezas y de la cada una contiene 1 miligramo de THC”. Si bien en la mayoría de los chocolates con cannabis se usa un chocolate belga, de lo que sí se habla es de “cannabis de origen único” y ya si quieren que parezca “premian” le agregan la palabra: “directo de las granjas de California”. 

¿EN CUÁNTO TIEMPO HACE LOS EFECTOS DEL CHOCOLATE CON CANNABIS? Según la web del chocolate Defoné de 30 a 60 minutos (antes si come con el estómago vacío). También depende de cada metabolismo. Las personas con metabolismos más rápidos pueden sentir los efectos después de 30 minutos, pero las personas con metabolismos más lentos pueden no sentir los efectos durante 2 horas. La experiencia puede durar entre 4 y 6 horas dependiendo de la dosis. El subidón que acompaña a los comestibles con cannabis tiende a ser más relajante y eufórico que el subidón experimentado al fumar.

EL CAÑAMO UNA “INCLUSIÓN” MÁS. El chocolate con con cannabis no sólo tendrían sólo extracto TCH o CBD las semillas de cáñamo tostadas también pueden ser agregadas a la fórmula. 

MARCAS DE CHOCOLATE CON CANNABIS MEDICINAL 

KIVA. CALIFORNIA. 5 Claves de la marca de chocolates Kiva. 

CANNABIS COMO PUNTO DE PARTIDA. Esta marca va más allá de agregar cannabis al chocolate, es una marca de chocolate diseñado con cannabis desde su origen. De hecho, se definen como “comestibles con infusión de cannabis”. Tienen desde 2010 de un lustro en el mercado y es la marca de referencia en este segmento en Estados Unidos. 

CATÁLOGO DE PRODUCTOS. No sólo producen barras de chocolates, también tienen gominolas, mentas, bocados y una línea de “single”. Con esta marca se palpa el tema de la “precisión de la dosis” en su comunicación. Por ejemplo sus mentas son consideradas “micro dosis de 2,5 miligramos de TCH.En el caso de los “single” los recomiendan especialmente para los que se quieren iniciar en el consumo de sus productos. Interesante que su catálogo se divide entre las “barras THD” y las “CBD” y algunas que tiene la combinación de estos dos ingredientes.

PREMIUM. Para el chocolate hablar de procesos vinculados a la fermentación o secado es símbolo de calidad. En el caso del cannabis, se hace referencias a que la extracción es a partir de “agua fría”. De hecho es el comienzo de su vídeo promocional, muy clarificador con relación al proceso de extracción de su componente identificador. 

POSICIONAMIENTO. La ubicamos tanto en el mundo del “specialty food” como el del cannabis premium. Tiene cientos de puntos de venta en California en su mayoría distribuidores de productos con cannabis. Incluso algunos con “aires de spa”, dedicados al sector de la salud.El precio de cada barra ronda los 20 dólares, no obstante, en la mayoría de los “reviews” hablan de su precio buena relación calidad-precio haciendo alusión a su “efectividad”. Han incluido en su comunicación los “review” de influencias de la industria del cannabis. 

FLOR DE MARÍA. NUEVA YORK. 5 claves de la marca de chocolates Flor de María. 

UBICACIÓN. Es una empresa que nace en Nueva York en 2018 en este Estados está prohibido el uso del TCH pero no el CBD, por eso es el único ingrediente del cannabis que usa en sus productos. 

GÉNESIS. La historia de esta marca comienza cuando su creador William Zitser con background del mundo audiovisual, busca un sustituto de los antidepresivos que tomaba. Los comestibles disponibles con CBD que este venezolano asentado en NY consiguió fueron en la mayoría gominolas. Cuando pensó en el chocolate ordenó todos los que existían en ese momento y descubrió que pocos se ubicaban en el sector de “specialty”. Productos de baja calidad, sabor memorable y una inconsistencia en el etiquetado le motivaron a crear algo mejor así nació Flor de María

En su caso considera al CBD no como “pscotrópico pero si como “psicoactivo”, defiende que sus productos están diseñados para tener un efecto en tu estado anímico (usualmente tiene que ver con la relajación, la serenidad y la reducción de la ansiedad). Especifica que usa: extracto de flor de cáñamo artesanal de espectro completo. Curioso que como otras marcas coloca la dosis exacta de CBD que usa. “Cada una sus barras de 12 piezas está infusiones con 120 miligramos de CBD es decir 10 miligramos por cada onza” reza su web. 

CATÁLOGO DE PRODUCTOS. Flor de María se compone de 5 tabletas en la que usa dos orígenes de cacao: Venezuela y Ecuador. también tiene una tableta de edición limitada de un origen en El Salvador. 

POSICIONAMIENTO. Se ubica más en el sector del producto premium con cannabis que el vinculado a la salud. Incluye referencias con relación al cacao seleccionado incluso apunta algunas “notas de cata” del tipo “frutas tropicales, terroso y espaciado”. El empaque con tonos dorados lleva más hacia un producto gourmet que un comestible de cannabis. Puede presumir de trazabilidad de cacao y cannabis y especialmente de “single origen” en ambos productos.

El producto se hace por el propio William en un obrador que le ha puesto a su disposición los productos del extracto de CBD que usa en el Estado de La Florida. Importante, que el lugar donde se elabora debe estar “homologado” para trabajar con cannabis.  Su punto de venta más importante es la tienda Saks Fith Avenue. El precio por barra se ubica por encima de los 20 dólares. 

FINES BENÉFICOS. Una tendencia que se adopta con facilidad en los productos premium es la solidaridad. Que parte de los ingresos que genere una marca de chocolates se destinen a ayudar a colectivos vulnerables es cada vez más habitual. En este caso, Flor de María destina parte de los ingresos de su barra, edición limitada, a una organización que cuida de los niños que han llegado a Estados Unidos desde El Salvador. 

EUROPA Y ESTADOS UNIDOS: LOS ÚNICOS MERCADOS DEL CHOCOLATE Y EL CANNABIS MEDICINAL

DEFONCÉ. CALIFORNIA. 5 Datos de la marca de chocolates Defoncé. 

BACKGROUND DE SU CREADOR. Es una marca que tiene además de cannabis y chocolate un elemento clave para triunfar: fue creada por un ex directivo de Apple. Eric Eslao decidió unir sus dos pasiones y anticiparse a la legalización del cannabis con fines recreativos.

ORGÁNICO SIN DECIRLO. Los creadores de Defoncé aclaran en su web que aunque producen con estándares de alta calidad y buscando un extracto sin pesticida a través del método su producto no tiene certificación orgánica. La agencia de medicamentos estadounidense no permite que se use el término orgánico para ningún producto vinculado al cannabis. 

PRECIO. Sus tabletas de 100 gramos cuestan entre 18 y 20 euros. En un principio sólo podía “recetarlas” un médico pero a partir de la legalización de la marihuana con fines terapéuticos ya se pudieran comprar en algunos puntos de venta en Estados Unidos. 

FORMULACIÓN.Su fundador defiende esta mezcla pues considera que “El chocolate es un gran conductor de tetrahidrocannabinol o TCH”, esta opinión puede hacer referencia a dos temas: sabor y posicionamiento. En primer lugar dado que el extracto del cannabis resulta muy amargo y el chocolate ayudaría a mejorar su sabor. El chocolate es además un producto “amigable” y más recientemente considerado como “súper alimento” con lo cual pudiera facilitar la introducción de este componente más reciente en la industria alimenticia. 

EFECTOS POSITIVOS. Los efectos de sus barras, aunque tiene HCH que es el ingrediente vinculado con los efectos psicotrópicas su creador se desmarca de esta pre concepción. De hecho dice que los efectos de estos chocolates son considerablemente leves pero su creador lo recomienda para relajarse, potenciar la creatividad y hasta les resulta “digestivas”. 

EUPHORIA. REPÚBLICA CHECA.  5 datos de la marca de chocolates Euphoria.

UBICACIÓN. Si bien es una de las marcas más populares en los Coffe shop de Amsterdam, está hecha en la República Checa. Importante que en el empaque de una de sus tabletas tiene una mapa de estos famosos cofre shops, sus puntos de venta más importante. Interesante para replicar en otros chocolates con otros puntos de venta. 

ORIGEN DEL CACAO. Es lo más cerca que se encuentra a un “bean to bar” en este segmento en Europa. No obstante, se limita de decir que está hecho con “cacao fino colombiano”. Importante que dice también el porncentaje de cacao en la etiqueta. 

El CDB. Esta marca usa sólo el CBD, el producto del cannabis que genera efectos como relajación, ansiolítico y relajan. No obstante se asegura que es de verdad y lo coloca en la etiqueta: “with real cannabis”. Además separa las semillas de cáñamo del CBD en un porcentaje del 10%, lo que nos hace suponer que el CBD se mediría a partir de un extracto. Lo que si es que se asegura en contar en la etiqueta que en el caso de su chocolate tiene 12 miligramos de CBD. En el caso de su chocolate oscuro es de 18 miligramos de CBD.

CATÁLOGO DE PRODUCTOS. Euphoria tiene una serie de productos que incluyen galletas, aceites, tes, muffins, goma de mascar, “dores” de vitaminas y hasta aceite para tu gato. 

MERCADOS. ofrece una versión de sus productos sin CBD para los países en los que está prohibido. Esto explicaría por qué vemos productos con esta estética en algunos países con leyes más estrictas. Importante exportan principalmente a Países Bajos, Alemania, Italia, España, Bélgica, Polonia lo que nos da una idea de dónde se concentraría el consumo en la Unión Europea. 

CHOCOLATE Y CANNABIS MEDICINAL: OPORTUNIDA DE DESARROLLO DE “PRIVATE LABEL”

SERRA. PORTLAND. 5 datos de la marca de chocolates con cannabis Serra. 

PRIVATE LABEL. Serra es una marca centrada en vender cannabis en tabacos (pre enrollados) y vaporizadores. Han incluido en su catálogo comestibles como las clásicas gomitas, caramelos suaves y chocolate. Sus chocolate y cannabis medicinal lo ha desarrollado con la marca WoodBlock Chocolate. Esta marca de chocolates tiene su fábrica “from bean to bar” en el mismo estado. Fabrica chocolate y cannabis medicinal es una oportunidad para muchos chocolateros de colaborar con empresas dedicadas a este cultivo. La ley establece que los chocolates deben hacerse en talleres u obradores certificados “para producir con cannabis”.  En el caso de Severa y Woodblock chocolate comparten lugar en el etiquetado. 

TABLETAS ÚNICAS Y CON “BLEND”. El catálogo de tabletas comprende 5 referencias: chocolate oscuro, con leche, con nibs de cacao, con sésamo tostado y café. En la tableta de chocolate oscuro tienen un 70% de cacao de Tanzania y  Ecuador y 50 mg de TCH. Serra además de concluir las notas de cata de cada chocolate y cannabis medicinal también incluyen una tabla de nivel de “felicidad”.

En el caso de la tableta de chocolate 70 por ciento con nibs de cacao incluyen la señalización de I:I. También indican que tiene 50 mg de TCH y la misma cantidad de CBD y esta tableta tiene una “nota de creatividad” media. La de chocolate con leche es más indicada a la relajación y en esta sólo incluyen TCH. La de chocolate y cannabis medicinal con sésamo tostado tiene sólo CBD y está indicada para la relajación. 

POSICIÓN PREMIUM. La marca especifica que sus barras están hechas a partir de granos de cacao obtenidos de forma ética y directa de los agricultores. La información sobre la trazabilidad en los alimentos es lo que se conoce como “el nuevo lujo”. De hecho, potencian que la precisión en la elección de los granos del cacao como del destilado de cannabis  es lo que generan una experiencia “única”.

EMPAQUE. El empaque está personalizado por la pintora de Portland Maja Dlugolecki con una textura especial lo que genera una experiencia de usuario en el que mezcla lo táctil con lo visual hasta finalmente, lo gustativo. La pintura contenida en la barra se sugiere conservarla, lo que hace analogía con que la sensación que genera esta tableta también, se extendería más allá del momento de comerla. 

POSICIONAMIENTO. Serra son proveedores de medicamentos desde 2016 y su posicionamento busca ubicarse en el valor “experiencial” de este ingrediente. Aclara que se adhieren a lo que llaman programa legal de marihuana recreativa de California y se enfocan en “crear productos” es decir que están abiertos a integrar este ingrediente en otros objetos de consumo. Destacan su “flag ship” o tiendas físicas en las que disponen de “degustación” de sus comestibles. 

MUZE CACAO. ECUADOR. 5 datos de la colección de chocolate y cannabis de Muze Cacao.

COLECCIÓN. Sus 3 tabletas con CBD (el componente no psicotrópicos del cannabis) forman parte de una colección. Esta marca desarrolla colecciones de chocolate con líneas muy diferenciadas como parte de su estrategia de marca. Tienen una línea de chocolate “funcional” con suplemento alimenticios como la moringa y la línea de CBD se compone de tres tabletas saborizadas con “piña y pepermint.

Han desarrollado una serie de recetas de chocolate y cannabis medicinal que le tomaron 8 meses de desarrollo. Muze Cacao trabaja con 70 por ciento cacao, sin lecitina, manteca de cacao y azúcar de caña, si bien comenzarán con las recetas desarrolladas con CBD también tiene con THC. Su lanzamiento será en Estados Unidos será en julio 2020. En el empaque también especifican la dosis: “Son 12 gramos de chocolate con 24 gramos de Full Spectrum CBD”. 

OPORTUNIDAD DE NEGOCIO. Los gerentes de la marca Muze Cacao en la investigación previa al lanzamiento de su línea de chocolate y cannabis medicinal descubrieron que el CBD se consumía habitualmente en algunas ciudades de Estados Unidos. El CBD es cada vez más popular en Estados Unidos para el manejo del stress, la ansiedad, el dolor.  

Los gerentes de Muze Cacao descubrieron que sobran productos con muy información precaria. A juicio de Carolina Pozo se ha engañado mucho al consumidor, usualmente paga precios muy altos por un producto de baja calidad. También según Pozo en cuanto a la industria del chocolate y cannabis en Estados Unidos usualmente la dosis que le colocan de CBD es muy baja lo que deriva en un inexistente efecto. 

PARNERTSHIP. El lanzamiento de esta colección de chocolate y cannabis medicina de Muze Cacao se dio gracias a su alianza con una empresa israelita encargada de este cultivo en Estados Unidos. Gracias a esta alianza pueden garantizar trazabilidad no sólo del cacao, sino también  del CBD (incluyen un código para que el consumidor pueda tener acceso inmediato a esta información). 

 

 

 

 

 

 

INICIACIÓN AL CHOCOLATE CURSO ONLINE 20 DE JUNIO