La periodista estadounidense de origen japonés Eri Ikezi pasó 6 años investigando sobre la historia del chocolate en Francia y retrata en su libro Le Génies du Chocolat o como se conoce en español (a pesar de que probablemente no se editará en este idioma) Los genios del chocolate, a los personajes que marcan la tradición y la actualidad en ese país. Asimismo, estos tres volúmenes que suman 685 páginas incluyendo 100 páginas de fotos, ilustraciones y recetas tienen información detallada sobre cacao, su trasnformación, las empresas de coberturas más importantes del mundo y lo más llamativo: se detiene en la historia de los chocolateros más importantes de ese país. Nombres como Bonnat, Bernachon, Pralus, A.Morin, Erithaj, Alain Ducasse son los protagonistas de esta investigación.

El trabajo de Eri Ikezi busca dar al chocolate francés y sus artesanos el lugar que les corresponde en la historia de la confitería internacional presentado en una curiosa caja con tres volúmenes. La libreria Gourmand de París comenta en la presentación de esta obra, que cuando Izeki llegó a Francia desde los Estados Unidos, descubrió con pasión el chocolate de alta calidad y la infinita diversidad de combinación de sabores. Sin embargo le llamó la atención la ausencia casi total de documentos y libros de referencia sobre la fábrica francesa de chocolate artesanal. El encuentro con Rémi Henry y Jacques Génin le ayudó a sumergirse en la escritura de este libro.

El primer volumen, el más fino, propone una historia del chocolate en Francia desde su llegada al país en el siglo XVII (probablemente gracias al matrimonio de Ana de Austria, hija del Rey de España y Luis XIII) con el finales de los 90. El segundo volumen incluye elementos técnicos con un recordatorio de las diferentes variedades de cacao, la composición de la vaina y luego la transformación en cobertura de chocolate por casas como Cacao Barry, Valrhona, Weiss. Se cierra con una presentación artesanos chocolateros como Bonnat, Pralus o Erithaj y un recordatorio de los desafíos políticos y ambientales de la producción de cacao a escala mundial.

En la tercera parte, la más gruesa y personal, Eri Ikezi dibuja retratos de aquellos que primero contribuyeron a la creación del chocolate francés y su prestigio actual y su influencia internacional: Chocolaterie Lenôtre, Maison Michel Chaudun, Jean-Paul Hévin, Jean-Pierre Richard, Fabrice Gillotte, Patrick Roger, Yves Thuriès y Pascal Caffet, por nombrar algunos. Estas presentaciones son el fruto de reuniones y conversaciones que la autora a veces ha transcrito fielmente en las páginas. Las últimas 100 páginas explican las noticias de la industria francesa del chocolate con pilares institucionales como escuelas, el Chocolate Croque Club, premios como el del  Mejores Trabajadores de Francia o el Salon du Chocolat.

Tal como nos ha dicho la dueña de la prestigiosa librería francesa,  ubicada en el número 90 de la Rue de Montmartre, Amy Prévost uno solo puede ser cautivado por la calidad de Los Genios del Chocolate, un trabajo que define como preciso y sensible al mismo tiempo. De hecho, Prévost lo considera como una prueba más de la relación de admiración mútua entre los franceses y los japoneses, que coincide en lo que considera un “arte” que le interesa proteger y perpetuar como concluye en los dos últimos capítulos que versan sobre “el futuro del chocolate francés”.

Les Génies du Chocolat o Los genios del Chocolate reúne encuestas y experiencias de las giras gastronómicas de la periodista. Su dedicación al chocolate le valió en 2014 ser nombrada miembro del jurado del concurso para elegir el “Meilleurs Ouvriers” o lo que es lo mismo: el mejor chocolatero-confitero de Francia. El libro: Los genios del Chocolate obtuvo recientemente dos premios en los Gourmand Awards de 2017.