Helen: Bueno, hoy estamos con Pedro Araujo, que es chocolatero, ¿en  dónde?

En Oporto, en Portugal.

Helen: Es el chocolatero, al mando del proyecto Vinte Vinte, que es el chocolate que se hace en el chocolate dentro del complejo guau. A ver, ¿nos puedes hablar de Vinte Vinte? Esta marca, ¿cuáles son sus valores? Empezando por su nombre.

El proyecto y la marca ha nacido aquí dentro del WAO porque nosotros estamos dentro de este gran complejo que es como los esta marca ah nació dentro de un de un museo de chocolate y el chocolate por su parte nació dentro del porque los ingleses tienen un dicho que es entonces eso se puede uno puede decir que está como en su la marca la marca tiene como como su principal objetivo aquí en Portugal hacer el chocolate un chocolate que sea que sea de calidad obviamente que sea su gran principal objetivo es de es de hacer comprender a la gente que cuando uno habla de chocolate uno está en de verdad hablando de cacao porque porque tal como no vino cuando se habla de vino hay como no hay como no hablar dede la uva no lo mismo tendrá que pasar en cacao, con chocolate.

Entonces, este es el gran objetivo dela marca veinte veinte, este de hacer chocolate de diferentes orígenes, con diferentes variedades de cacao, con diferentes perfiles de tostado, bien, es dedevolver el foco al chocolate del Prisma del Cacao, para que la gente lo entienda que es esto del porque acá el chocolate bueno, otro ni tan bueno, pero en la realidad cuando se habla el chocolate, hay que hablar de, hay que hablar de cacao. ¿por qué se llama? O en español, veinte veinte, que me encanta esa historia, y sobre todo su vínculo con la sala del museo. Porque como como tú sabes, muy bien, los paralelos dedonde nace el cacao, son los paralelos norte, vinti sur de la línea de Ecuador. Entonces, esde la principal razón por la cual se se llama veinte veinte, es una homenaje que nosotros estamos prestando a a a todos estos países que se quedan dentro de estos dos paralelos que hacen cacao.

Además, lo bonito es que vinculado, ¿no? Con esa sala dentro del museo de Chocola Story, ¿no? Que hace alusión justamente al veinte veinte, y es imposible, yo creo que si amas el chocolate, salir de esa sala, sin haberte conmovido, ¿no? Por por el homenaje que vosotros le hacéis a a el gran cinturón del cacao del mundo.

Pedro: Sí es preferida, de todas las, de todas las salas, y son tres las que hay dentro del museo, esta es como tú pudiste vivir, esuna sala muy intensa para nosotros, que a nosotros nos gusta mucho el chocolate, el buen chocolate, el buen cacao. Entonces, me me ha dado un placer enorme ha sido ha sido muy desafiante pero pero me ha dado un placer enorme hacer la sala de todos sus contenidos porque además sabes que  hay muchos museos de chocolate en el mundo muchísimos lo hay de todo los muy buenos los malos hay hay de todo y hay espacio para todos pero y ninguno otro de todos los que yo he visto hasta ahora hay en ningún hay hay una sala que hable que te hable del cacao, que te hable de su origen, dondedonde crece la arbol, crece, porque crece, que te hable de las cosas como como uno pueda saber. Entonces, ahí ahí la gente lo va a tener decomprender que es esto del cinturón del cacao, ¿por qué es el cinturón del cacao? Y ¿por qué? Solo en estos paralelos, y dentro de estos paralelos, ni todos los países tienen la posibilidad de crear cacao.

Entonces, esa sala para mí también es la me muy querida exactamente porque no porque va a permitir aún comprender todas estas todas estas gestiones que hay que hay por detrás del cacao que están individuablemente conectadas nolos paralelos.

Helen: Contabas que para llegar a cada una de las fórmulas de tus tabletas, ¿no? Que las tengo por aquí hiciste cientos de pruebas para llegar a escoger primero el origen de los cacaos que forman parte de la línea Bean to Bar. ¿Cómo fue esa excursión por la mayor cantidad de muestras de cacao que pudiste digamos probar?

Pedro: Yo empecé mi mi profesión como jefe de cocina, entonces yo soy, yo soy gastronomía hace muchos años, y sigo en esta área hace más de veinticinco años, entonces, mi pasión por todo ha sido la materia prima, entonces, a una hace, hace una década, cuando yo no descubrí el cacao, cacao me descubrió a mí, porque la verdad es la verdad yo no estaba no estaba cercando el cacao el cacao que me llamó entonces casi como una religión ¿no? Como cuando sientes el llamamiento de la fe entonces yo sentía el llamamiento del cacao entonces yo yo empecé estudiando, investigando, haciendo más formaciones, y viajando por el mundo para conocer los sitios donde se hace el cacao como entonces este los años fueron pasando yo me me cuestionaba porque porque una una algo que es consumido a más de cinco mil años por por la humanidad sigue siendo algo tan tan distante y tan lejos de la gente.

Al revés el vino mira que el libro es casi es casi una ciencia exacta con toda la mitología que hay por detrás también tal como el cacao pero pero hay todo un proceso y la ciencia yo no soy una yo no soy un tipo de que cree que es ciencia, religión, ni tampoco pero la ciencia te da métodos de la organización y y eso yo creo que falta mucho dentro de la industria del chocolate y cuando digo y cuando yo hablo dela industria no me no me estoy refiriendo a la a las grandes industrias del chocolate me me estoy refiriendo a la gente que en mi opinión y es mi opinión hace el chocolate que debería ser hecho  los entonces  se están se se están desarrollando muchísimo yo me concentré en desarrollar un proceso de selección de desarrollo de perfil de tostado que pueda ser algo muy muy riguroso entonces para eso seguí visitando un países para seleccionar los cacaos depara cielo chocolate una vez del vez con los cacaos identificados fui al laboratorio, fui al laboratorio para para desarrollar los perfiles de tostado.

También comprendí una cosa: cuando uno habla de tostar, cacao, no hay, no hay tostadores de cacao, o yo creo que los tostadores de cacao que existen el mercado, nono a mí no me satisface, entonces estableció. Las máquinas, estamos hablando de las máquinas de que no, entiendo que las máquinas para tostar cacao no te convencían, ¿no? Una asociación con una marca que hace tostadores de café, yo con lo siguiente, uno por supuesto, solo, yo les dije a él, que tostar café no es lo mismo que tostar cacao, son dos cosas totalmente diferentes. Entonces, el desafío que yo les propuse fuera de desarrollarnos un tostador de cacao con un software que pueda que me que me pueda permitir a mí tirar toda la potencialidad de cacao, entonces desarrollamos un tostador de cacao, desde el cero, empezamos al cero, lo mismo se ha pasado con los software de esta máquina.

Ha sido un proyecto que me demoró más de un año, pero los resultados final es que a mí me encanta, porque ahora sí, cuando yo voy a tostar cacao, yo tostando cacao en una máquina que fue pensada para para tostar cacao y que tiene que tiene un software que ha sido pensado para desarrollar perfil de tostado para cacao y no es una cosa adaptada que si uno fue a a a buscar al café o otro otra cosa que sea.  Es algo que ha sido pensado desde el cero para para el cacao eso para mí es mucho importante y lo que lo que lo que a mí me encanta cuando estoy pensando en chocolate es cuando tú pruebas un una de cacao y la pones en la boca y tu consejo es entender comprender la potencialidad aromática que este cacao tiene entonces un limpieza luego pensando cómo es que yo puedo transformar esto en chocolate que notas yo quiero permanecer con que intensidad yo quiero que las permanezcan aquí.

 Entonces para para desarrollar los ocho chocolates Bean toBar que habemos lanzar fueron casi cuatrocientas pruebas dede tostado casi una como unas trecientas y ochenta cuatrocientas un número es eso porque lo hacemos lo hacemos y lo probamos dede tantas y tantísimas maneras porque uno puede preguntar porque la respuesta es muy simple: yo quiero entender cuando es cuando cada uno de los aromas se extingue para que tú puedas desarrollar un chocolate que pueda permanecer.  Imagínate los cítricos son son a mí personalmente me encanta chocolate es un poco más cítricos un poco más ácidos yo sé que no es lo más consensual yo no estoy haciendo chocolate para mí yo estoy haciendo chocolate para gente pero la verdad es no los con los aromas más volátiles como son muy muy sensibles hay que si se quedan a a cien grados, o si se quedan a ciento treinta. 

Pedro Araujo Chocolates Vinte Vinte – Museo del Chocolate Oporto

Hay que comprender todas las temperaturas, y cuál es la temperatura, qué es la temperatura límite para cada uno de los aromas que has previamente identificado. Es por eso que es un es un proceso algo demorado, muy meticuloso, pero yo creo que es necesario, para que para que se pueda un buen chocolate.

¿cómo fue que llegaste a finca de La Rioja? Y ¿cómo escogiste ese cacao que es tan especial? que los chocolateros del mundo buenos quedamos quedado muy impactados ¿no? Por su color por como como realmente parece un chocolate con leche siendo un cacao digamos muy puro entonces este ¿cómo llegaste a que fuera a escoger Finca La Rioja como tu Grand Cru?

Pedro: en este proyecto Vinte Vinte de cuando cuando yo estaba cuando yo estaba planeando las viajes a los países quería visitar para para hacer las para aquí para el museo lo que lo yo hablé nocon una con una amiga de Darnawer María Jiménez a mí me encanta especialmente en México porque allá empezó todo ¿no? Allá allá México y Guatemala allá los olmecas y los mayas lo empezó entonces yo siento como que una ligación a esta parte del globo y Allan me habló de pronto dedos cosas primero fue tienes que conocer a José Mare de Finca La Rioja que te va a encantar me encantó y somos nos hablamos casi todos los días es un es un creo que puedo decir que es casi como una hermana ahora mismo la otra que me habló fue del cacao de La Candona. Lamentablemente no pude, no pudo visitar la Floresta de La Candona porque se quedaba muy lejos y complicado porque está dentro de una reserva.

Cuando llegué al sur de México para visitar José María y la Finca La Rioja, José María me fue a a a buscar al aeropuerto y y mira que yo llevaba, nosotros llevábamos como casi unas veinte horas de avión, porque nos fuimos de Oporto a  Madrid a Ciudad de México, de Ciudad de México, hasta Tuxtla, Gutiérrez, entonces, nosotros estábamos muertos. Nos recibió con una una una sonrisa tan magnífica que cacique la alma, ¿no? Cuando nos leva en su coche para para la la para la tierra donde habita, mira que su finca se queda en una tierra llamada Cacaotán. Entonces, es que es imposible, ¿no?

Este y cuando llegas a la finca ves las ves el fruto pruebas los frutos y ves la semilla esfue como amor a primera vista ha sido fantástico todo me encanto  y además me encantó su su su dedicación y que José María tiene por la finca y por por defender lo patrimonio genético de la variedad que es que es muy preciosa como es este este porcelana blanco de La Rioja. Entonces, todo, todo, la historia que está por detrás, la José María como persona, la la variedad, la quinta, todo me ha encantado, y lo ha lo creo que es delos mejores que he probado hasta hoy. Me voy a permitir contarte mi anécdota con finca de La Rioja, ¿no? Porque también la descubriste cacao con María y lo trajimos a España, por primera vez, y conseguimos que el chocolatero que lo transformara estuviera en La Rioja, por pura casualidad, entoncesun cacao que salió de un lugar de la tierra, que se llama La Rioja, y termina, cruza Atlántico y siendo transformado también en otro lugar que se llama La Rioja, así que bueno, tenemos una amor, compartimos ese amor por ese por ese origen.

Sin embargo, yo en la cata de vuestros chocolates, uno de mi segundo favorito, y no tiene nada que ver con mi origen también, fue el de Venezuela, ¿no? Enhorabuena porque yo soy venezolana. Sin embargo, creo que es fue maravilloso, ¿no? Y me gustaría hablar de eso, ¿no? ¿cómo haces para definir el porcentaje de un, por ejemplo, un no? Que este de Venezuela es un cuarenta y cinco por ciento, ¿no? Y cómo haces para que la leche para formular, digamos, este esta nueva era el chocolate, ¿no? Que son estos chocolates oscuros con leche, o con leche oscuro.

Pedro: A mí me encantan los cacaos de Venezuela, son son fantásticos. Yo sé que es una pero creo que no te vas a quedar cabreada conmigo si yo quisiera que podían ser harinas mejores obviamente que teníamos que tener un chocolate deVenezuela este de Venezuela ha sido lo más complicado de todos de desarrollar no tanto por lo perfil de tostado pero por por desarrollar la receta para lo porque llegar entender cuál es la lo equilibrio perfecto cuando es que es demasiada leche o demasiado cacao.  Entonces esta es una tendencia que a mí ver, es una buena tendencia porque la gente que le gusta más el chocolate de leche tienen que tener disponible en el mercado chocolates no elevada porcentaje de cacao pero que siguen siendo chocolates de leche entonces en este chocolate el de Venezuela lo empezamos lo empezamos no con sesenta por ciento y fuimos diciendo para que el equilibrio del del cacao con los aromas y con las notas aromáticas de leche no fuera comprometido.

Entonces fuimos intentando intentando intentando mira te que solo terminé la receta dos dos semanas antes de las de chocolate cuando cuando empezamos preparando lo lanzamiento de la marca Vinte Vinte yo estaba seguro que no iríamos a hacer el chocolate de Venezuela porque nos estaba elevando tanto tiempo a a a llegar al punto óptimo cuando uno hace algo lo hace bien o no lo hace. Entonces no iba a comprometer la oportunidad de lanzar un con Venezuela porque porque tenía una una fecha para para lanzar la marca si estuviera pronto bien pues lo lanzaríamos si no estuviera lo lanzaríamos en otra oportunidad pero pero fue casi casi hasta lo último día para para desarrollar la receta  y para que después puedas hacer el chocolate que se estabilice porque es muy importante el periodo de estabilización del chocolate cuando cuando lo termines este fue desafío y pero al final nosotros ganamos yo creo que se quedó un chocolate.

Realmente valió la pena todo ese esfuerzo que hicieron por sacar ese origen Venezuela. Ahora quiero que invites a todas las personas que aman este alimento como nosotros pero algunos incluso pareciera o que el chocolate es indiferente, que no creo que haya muchos en el mundo, a conocer ese museo que yo yo siempre digo que se ¿no? La palabra Museo de Chocolate, porque cuando dices museo de chocolate, te refieres a a estos museos que ya abrieron camino, pero que no tiene nada que ver con lo que ocurre en el de WAO. Yo quiero que nos le hagas un pequeño recorrido de que se puede encontrar las personas cuando van al que forma parte del complejo WAO.

Pedro: Yo cuando desarrollé este museo, el el el mantra que yo tenía en mi cabeza, era era uno solo, hay que hay que contar bien contado, hay que hay que hay que no olvidar nada y lo contaron es imposible lo contar todo pero imagínate lo que se quedó de fuera pero lo objetivo aquí era era de contar lo más importante.  Entonces el museo está dividido en trece en trece salas la la la entrada del museo es una una manta roja donde tiene la chocolate escrita en más de cien idiomas del mundo yo yo ah yo procuré muchos de esas de esas palabras personalmente para que la gente entienda que el chocolate es una cosa muy después la sala que tenemos a seguir es una sala que yo que nosotros le llamamos  “el alimento del os dioses” porque es sala que está dedicada a la cultura a las culturas mesoamericanas.  H

Hay que contar la gente hay hay muchísima gente que no tiene idea el chocolate se consume hace más de cinco mil años se se empezó consumiendo los mayos marañón después uno sabe cómo pero la verdad es que el cacao se fue a la mesoamérica los olmecas, los mayas, los aztecas, le dieron le dieron este este pues de este proceso inicial que hoy sigue usando los mayas fueron los primeros a a los mayas son responsables por por desarrollar la fermentación, el tostado, el molido entonces aquí se cuenta todo esto la importancia de estas tres grandes culturas como lo son olmecas y los mayas.  

Tenemos una serie de artefactos también puestos para que la gente pueda ver lo que es el metate, lo vaso para para el chocolate, tenemos piezas este abejas y aztecas para que la gente lo vea después explicamos como por por la la mitología maya y azteca el es como que el libro de Génesis para para ellos para nosotros entonces el es el mito de la creación de la humanidad y de la tierra entonces y el cacao es la árbol de cacao y el fruto de cacao es una pieza central en ese en esa historia ahí también lo contamos y contamos de como fue este encuentro de Cortés con Montezuma y terminamos esta sala. 

De esta forma vamos explicamos a la gente que es esto de la parte histórica de la parte americana y el nacimiento del cacao. Cuando yo empecé viajando por los mundos de cacao una cosa hay una cosa que me marcó muchísimo es que aquí en Europa se habla de chocolate y uno va al América se habla de cacao entonces casi como como dos mundos que no hablo mismo idioma entonces yo yo cuando voy haciendo mis viajes yo usualmente gestiono la gente con una cuestión sola es cuál es tu primera memoria de chocolate entonces aquí en Europa  los Estados Unidos la gente siempre sigue diciéndome acuerdo cuando era niño que mi mi mamá, mi papá, mi abuelita, me compró una chocolatina, y me me la regalo entonces pero en Las Américas, en Mesoamérica, pasa algo distinto, es que el chocolate ese bravo que tú vas a beber, es como un pozol, mole poblano, entonces el cacao tiene una una otra profundidad que no tiene aquí, entonces eso es muy importante.

Después contamos cómo fue esta migración del chocolate de México, hasta hasta España, y después como se se distribuyó por todos los países de Europa, primeramente por por Francia, por Italia, después bien. A seguir tenemos una sala que llamamos de donde explicamos a la gente, por tanto ha sido la revolución industrial, porque sin la revolución industrial, no, no, no, no, no, no, no habría sido posible desarrollar la la prensa hidráulica que desarrolló, y si esta prensa no habría sido posible de llegarnos al al chocolate sólido como lo conocemos nosotros hoy esto solo aconteció en mil ochocientos mil ochocientos cincuenta y siete nosotros estamos en dos mil veinte es entonces en más de cinco mil años que se consume cacao el chocolate como nosotros aquí en Europa lo conocemos esalgo muy muy muy reciente ¿no? Es lo es que nació ayer es algo muy cerquita  lo contamos todo: la importancia de desarrollar la prensa hidráulica, o la relevancia de Fray’s para el desarrollo de chocolate, la importancia de para el chocolate de leche, todos estos grandes momentos históricos estaban ya contados.

 

Pedro Araujo Chocolates Vinte Vinte – Museo del Chocolate Oporto

Helen: Otra de las cosas que que me ha gustado y que desenlaza con esto, es que por primera vez y eso sí, Pedro, te  lo tienes que adjudicar tú, se rompe el techo de cristal del  precio de una tableta de chocolate, nosotros yo trabajo en marketing de chocolate, y siempre hablábamos que teníamos  un precio que no tenía nada que ver con el todo el trabajo en  gran parte manual que requiere este alimento, ¿no? O sea,  incluso hay chocolateros que descascarillan a mano, ¿no? En esta tendencia de “Bean to Bar” pero desde el campo, hasta el  momento en el que se empaca una tableta, hay muchísimo trabajo  manual, y de gente especializada en cada uno de estos procesos, ¿vale?

Entonces, siempre teníamos,  digamos, la frustración, al menos en mi caso, de que las tabletas de chocolate no podían costar más de siete, ocho, diez, incluso habíamos llegado hasta los doce euros, ¿no? En  algunos casos, algunas tabletas especiales. Sin embargo, yo llego al Museo de chocolate, de Oporto y consigo que el gran cru, la tableta cuesta veinte euros, ¿no? Me sentí muy feliz, ¿no? Por primera vez de conseguir una tableta con ese precio,  ¿no? La gente dirá, bueno, esta tía es loca, esta persona está loca. Sin embargo, yo creo que esa tableta y la tableta de  muchísima gente, ¿no? Que ha cuidado su cacao, que está rescatando esta cultura, que sí, efectivamente está en riesgo de que cueste veinte euros, me pareció un precio genial, mucho más que justo, y y creo que haber roto esa esa visión de que teníamos que las tabletas de chocolate no pueden costar más de siete ocho euros, me dio muchísimo gusto y y me encantaría que habláramos de eso.

Pedro: Mira, no sé cómo se dicen  en español, pero en inglés, la la piel de gallina, piel de galina. Te estaba escuchando, me estaba quedando emocionado. Te voy a contar porque como dijiste muy bien hay como que un un tabú entonces romperlo es algo casi imposible afortunadamente yo tengo la  oportunidad de trabajar y estar dirigiendo una una empresa de chocolate que es en muchas cosas ha sido revolucionaria. Ha sido revolucionaria en la industria del vino adopto pero  ahora que lanzamos, que nos lanzamos en la industria del  chocolate, también aquí que queremos ser evolucionados.  Bien, como dijiste, hay tanta y tantísima gente que está por  detrás del cacao, tantísima gente que está por detrás del  chocolate, todo esto tiene un precio. Y mírate una cosa. Tú  no, tú te crees, la gente no se puede creer que que cuando se va a un supermercado y se compra una chocolatina que  le gusta como un euro, mira, yo no sé cuánto es de impuesto  ahí en España pero aquí en Portugal lo impuesto sobre el  chocolate veintitrés por ciento entonces mírate el chocolate te va a costar un euro veintitrés por ciento es un impuesto después tienes los lucro de la gente que lo vende la gente que lo distribuye el costo del producto en sí ¿cuánto te crees? Que se va a llegar al tipo que produjo el cacao y sin cacao no hay chocolate.  

Entonces la gente te pasar un  poquito ¿no? Entonces si si me se me va a costar el chocolate  yo lo voy a vender entonces este chocolate acá el el el  gran crudo de veinte veinte de México bien es un buen cacao, es un cacao que es caro y yo lo dijo a José Mari mira ¿tú  crees? El mundo te dice muchísimas veces que el cacao es caro yo te digo que es barato ¿sabes? Yo te que digo que es barato porque porque lo que tienes aquí tú lo trabajas que tú haces aquí esto debería ser más caro pero y él me dice “me encanta escuchar eso pero si lo vendo más caro nadie me lo compra”.  Desafortunadamente es una realidad es es un cacao es caro bien es carísimo cuando se compara con con el acomódete el cacao está como dos mil trescientos dólares ahora mismo eso no es una tonelada de cacao por dos mil dólares la gente que mira ¿qué crees que estás  comiendo?

Una tonelada te va a costar dos mil dólares que crees tú que vas a hacer con este cacao este no es  nada entonces el bueno cacao tiene que costar dinero nosotros como chocolateros tenemos la responsabilidad de no regatear de no decir no me hace lo más barato si si él me  dice que cuesta diez, doce, quince, veinte euros que sea el kilo de cacao veinte horas que sea no interesa porque es un es  su precio. Entonces, yo voy a trabajar con, yo voy a trabajar con eso. Yo tengo mis procesos, yo tengo mis gustos. Entonces,  la tableta tiene que costar veinte, pues bien, va a costar  veinte.

Helen: Creo que has roto un poco con el el tema del número veinte, ¿no? Y del año dos mil veinte, que parecía un año muy malo en el mundo y tú lo has convertido en tu gran año, ¿no? Tú eres probablemente uno de los chocolateros más envidiados  del mundo porque tienes lo que sería un Disney World a tu a  tus pies, ¿no? Eh tu fábrica y ahora sí una vez que terminamos el museo entramos a esta a fábrica de Bean to Bar ¿no? De toda acristalada donde allí prácticamente no falta nada yo no diría que falta ninguna máquina y ves realmente lo que ocurre en este proceso con alta tecnología ¿no? Incluso la empacadora ¿no? Que que creo que empaca en segundos estas tabletas.  Yo creo que tú sabes ¿no? Que eres el chocolatero “bean to bar” más envidiado del mundo.

Pedro: Eh yo sé. Que además  has hecho que el número veinte sea tu número de la suerte.  Cuando cuando empezó yo ya ya hablo de fábrica déjame solo  contar esto cuando empezó el año veinte veinte ese nombre  estaba ya estaba definido el chocolate se iría a llamar  veinte veinte esto lo lo lo lo lo decidimos en dos mil  diecinueve entonces cuando eh llegamos a febrero y a marzo y  todo esto del COBI empezó eh eh mis el señor  él notó que había mucha gente aquí en nuestras empresas que  estaban están y siguen preocupadas él les dice una  cosa nos dice a nosotros una cosa mire nuestra empresa nació  hace más de tres siglos tenemos trescientos y veintiocho años  habremos pasado por guerras civiles por guerras mundiales  eh eh lo habremos de todos y siempre salimos del otro lado  más fuertes entonces esto es una oportunidad yo me fui a  casa pensando en sus palabras en en realidad es una verdad. 

Entonces si logras salir del lado de la A  inevitablemente va a estar más fuerte entonces yo ni por un segundo que fuera me sentí pensando que malo es este,  este es mi año entonces lo voy a hacer de forma que pueda hacer perfecto.  Me alegro muchísimo de ver que con todo esto de y con  con con y con todas las imposiciones que el gobierno y  lo la está poniendo aquí en WAO como un poco por toda Europa eh los negocios las tiendas cierran todas a la 1 de la tarde durante el fin de semana muchas muchas la gran mayoría está cerrada entonces  no seguimos con esta tienda no tanto porque yo quiera y obviamente que lo quiero pero porque hay hay clientes la gente viene a comprar chocolates entonces en lo top de los diez chocolates más vendidos en mi tienda de chocolate, que además la has visto y has visto cuán grande es, las marcas tienen, tiene más de treinta y tres marcas, más de cuatrocientos productos están allá.

Entonces, yo no vendo sólo mi chocolate, yo lo vendo de todo, obviamente que a mí me encanta  los “bean to bar” pero la gente compra lo que quiera. Entonces, seguimos vendiendo, en lo top ten está Vente Vinte, hay gente que me dice: “pero tú vas a poder chocolate industrial en tu tienda?” eso es así como un pecado ¿no? Mi obligación es explicar a la gente lo que es un buen chocolate, ya lo expliqué y cuando sales, tienes una noción muy clara de lo que es un buen chocolate y si  la gente sigue queriendo comprar un chocolate industrial  está en su derecho. Mira al final del día solo hay dos chocolates: los que te gustan y lo que no te gustan. Tú tienes con certeza la misma opinión que yo:  uno puede explicar o enseña todo a una persona, puedes enseñarle toda la técnica para que un chocolate sea bueno “por causa de este de esto o aquello” pero al final si les gusta un chocolate comercial está en su derecho, me voy a quedar triste pero el derecho es suyo ¿no?

Entonces yo tengo de todo aquí tienda eh la verdad es que el tiempo me da razón ¿sabes por qué? De los chocolates más vendidos los diez son Bean to Bar y mira tú lo has mirado cuán  grande es y cuan diversa y cuánto chocolate allá, entonces los más vendidos son Bean to Bar. Significa que la gente aprendió en la visita lo que es el bueno chocolate ese es gratificante porque me dice a mí trabajo está bien hecho entonces la gente comprendió que es importante comprar un buen chocolate es respetar la cadena.

Hablando de la fábrica y y de la envidia que mis compañeros puedan tener de mí y de lo afortunado que yo soy es que no creo que haya un otro sitio en el mundo donde las personas puedan mirar y ver una fábrica trabajando, verdaderamente trabajando, no es  un show que que la gente va a para que el cliente vea es  verdaderamente todas las máquinas son allá entonces que empieza con lo lo almacén de cacao donde tenemos todos las semillas de cacao de todos los sitios que lo que los compré eh debidamente acondicionados, con su temperatura veinte grados, con su humedad a sesenta grados, que todo está debidamente controlado.  Después una otra parte de la fábrica es la la famosa máquina que  desarrollamos para tostar el cacao, la otra para lo partir,  tenemos dos dos dos, después tenemos la parte donde se  transforma el chocolate en tabletas, en en lo que sea,  tenemos un poco de todo, también, ¿sabes lo que me está  faltando aquí? Es es una.

Helen: Los chocolateros como sois, ¿cómo  soy? Siempre le falta una máquina más, a ver, ¿cuál te falta a ti?

Yo voy a decir, la la prensa para hacer la manteca de  cacao, eso yo no lo tengo. Siempre aquí. Chocolate.

Helen: bueno es que es muy nueva. La prensa las miniaturas para prensar y tener manteca de tu propia de tu propio cacao ¿no?

Eh exactamente ese ese yo no la  tengo es mi próximo plano hacer pan chocolate que que que pueda  ser hecho cuando tienes que añadir eh manteca de cacao que  sea la manteca de cacao de aquí del cacao y no de otra que sea  entonces tirando esa si las tengo todas creo.

 

Pedro Araujo Chocolates Vinte Vinte – Museo del Chocolate Oporto

Helen: Vale Pedro invítalos a todo el que quiera o al que esté dudando… ¿por qué deberíamos ir al Museo de chocolate de Oporto? yo los invito a todos, les he dicho que probablemente estamos ante la inmersión de cacao y chocolate más importante de Europa o del mundo en este momento ¿no? Con la información más actualizada, mejor curadurada con expertos en todos los lugares, porque incluso nuestra guía Fabiana fue realmente una experta sabía de arqueología, de historia, de ciencia, de genética, de biología, ¿no? Y  eso es algo que no es fácil encontrarse en ningún museo del  mundo, ¿no? Y mucho menos en museos de chocolates que terminaron siendo no, estos “atrapaturistas” ¿no? Masivos, en cualquier país: Bélgica, en Francia, sin embargo, en el Chocolate Story estamos ante información actualizada, curadurada, y  sobre todo, adaptada a lo que es en este momento, el ocio ¿no? Que está lleno de tecnología, de pantallas que se  mueven, de cosas muy muy interactivas, ¿no? Es verdad  que hay cosas que no se tocan, ¿no? Un poco para para la gente que tiene miedo con el tema del Covid pero que sí, interactúas.

Entonces, bueno, invítalos tú, que eres el  chocolatero al mando de la marca de chocolate Vinte Vinte que se desarrolla dentro de este museo de chocolate en Oporto, dentro  del complejo WAO, mejor conocido como World of Wine. Desde ya están, muchas gracias por tus palabras, déjame antes de invitar a la gente de déjame solo decir esto: que lo que yo intenté hacer aquí es de poner dentro de este museo y dentro de la marca de chocolate Vinte Vinte toda mi pasión por el cacao y por el chocolate.  Entonces es fantástico de ver como gente como  toda la gente en mi equipo comparte esta pasión. Fabiana como dijiste muy bien, ella, bueno todos tienen un extensísimo programa de formación interna que yo desarrollé personalmente que les lleva dos meses de  formación. Antes de comenzar a trabajar con el cliente  tienen dos meses de formación intensa para que cuando sigan hablando una persona se siente con poder y con autoridad. La formación es muy importante ¿por qué? Porque las empresas son compuestas por gente y hay que dar formación a la gente para que puedan transmitir eh esta información.  

Te voy a contar una cosa Fabiana no tenía ni idea que tú eras y que había tan tan importante y tan experta en el chocolate pero yo estaba tan seguro que ya estaba lista que no le dice nada, entonces cuando resulta quedó admirada: “la gente me ha había dicho que muy bien”. Y yo le dije “te había dicho que estabas lista desde hace mucho tiempo pero ahora ¿me crees? ¿ahora me crees?”  Entonces hay que pasar eso bien. Ahora voy a invitar a todos que quieran venir aquí hasta serán recibidos con los brazos abiertos, los recibiremos con mucho cariño y con mucha dedicación.  Acá podrán podrán ver todo esto que hoy porque lo hablamos con tanta intensidad y con tanto cariño, al final tenemos nuestra fábrica de chocolate Vente Vinte y tener la la oportunidad de poder probar lo que hacemos aquí esto esto es algo que es raro.  No hay no hay muchos en el mundo como este no voy a  decir que es único pero eh es algo es algo raro los invito a  todos desde ya eh eh a vernos a visitar aquí en Puerto eh  seguramente será muy bien recibido así de brazos abiertos.

Helen: Ahora yo te voy a invitar a que Vente Vinte salga de Portugal y que se empiece a vender también en España y en otros lugares de Europa porque yo creo que esta marca de chocolate la gente la va a querer disfrutar.  Y que puede ser el comienzo o la mejor invitación para  después ir al museo yo te devuelvo la invitación también  a que vengas a España, a que si no vienes tú, pues, que  empiecen a llegar tus tabletas, porque el mundo del Bean to Bar.  Los chocolateros que les gusta cada vez probar algo mejor, o  que, incluso, este, tengan la posibilidad de probar varios  orígenes de una misma marca, eso gusta muchísimo. Así que,  yo te devuelvo la invitación, Pedro, espero verte pronto por  aquí, por por España, por Madrid, y si no puedes venir  tú, yo sé que este proyecto es muy abrumador y tienes  muchísimas cosas que hacer, bueno de antemano gracias por  atenderme, si empiecen tus tabletas a viajar, ¿no? Que es  lo bonito de este alimento. Que que está en permanente viaje. 

Ya ya estoy tratando de eso. Además, ya es posible comprarlo, si la gente fuera a la web de WAO ya puede comprar el chocolate, el sitio de la marca: https://www.vintevintechocolate.pt  también se podrá comprar chocolate Vente Vente esta es una forma online.  En 2021 vamos a empezar una estrategia de llevar el chocolate Vente Vinte hasta España hasta Francia hasta otras partes del mundo eh seguramente cuando yo va a Madrid yo tú serás la primera a saber te llamaré para decir que me marcho a Madrid y claro que sí.

Bueno no si definitivamente va a ser un  honor ¿no? Tenerte aquí pero bueno si eh para que te quedes tranquilo eh puedes puedes decir que ya tienes una  embajadora de tu trabajo en Madrid.

Muchas gracias. Muchas  gracias. Yo he sido eh he transmitido un poco esa pasión eh de tu chocolate. Porque realmente me quedé muy  impactada con todo yo no sé si Ana María te contó que me costó  salir del museo o sea eso es algo que le tenemos que  advertir. Yo les había dicho no lo había dicho. Le tenemos que  advertir, o sea, vosotros podéis ir, el único problema es  salir.

Exactamente. De ese mundo tan fascinante donde hay  tantísimas cosas, donde puedes aprender y sobre todo donde  está realmente en contacto con este alimento tan maravilloso.  Entonces, a todos los que nos están podéis ir por supuesto al  de Oporto, están muy muy invitados, cuidado, se le pasan las horas, y pierden el avión de vuelta, bueno, muchas gracias Pedro, por atenderme, un gusto enorme, poder hablar  an ampliamente de chocolate con otro apasionado de este alimento, y nada, lo he dicho, nos vemos o en Oporto o en Madrid,

¿vale? Vale, muchas gracias. Muchas gracias,  muy bien. Adiós. Adiós. 

 

Pedro Araujo Chocolates Vinte Vinte – Museo del Chocolate Oporto