La revista La Leche es un proyecto editorial dedicado a explicar los grandes temas de la humanidad a los niños pero sobre todo, a sus padres. Los peques que se hacen complejas preguntas sobre lo que escuchan, ven y hasta presencian en su entorno tienen en esta publicación de soñadores como Gustavo Puerta, Inés Puig, Juliana Salcedo y Alejandra Fernández un aliado para conseguir no sólo respuestas sino la entrada a temas que les importan y especialmente, les entretienen.

La Leche es una revista que nace para complacer los gustos de nuevos lectores que ya llevan al menos un lustro explorando historias, con lo cual son niños “que ya (casi) saben multiplicar”, es un producto “para los que hablan en clase”, también para “los que conocen los Reyes Magos”, “los que sueñan con la paga”, “para los que cantan en la ducha”, “para los que repiten postre” y “para los que tienen buena puntería” los lemas que han usado para promocionar las ya 7 ediciones de esta revista.

Así que si tienen en su entorno un peque, o si tienen la necesidad de explicar o de explicarse así mismos temas como qué pasa en Corea del Norte o en Venezuela, inlcuso indagar sobre algún asunto científico, les recomiendo leerla, pero no sólo el contenido es fascinante, también cada edición es una oportunidad de sumergirse en las tendencias más atrevidas del diseño gráfico y la ilustración así que no dejo de recomendarla.

Para la presentación de La leche, nuestra empresa [He·Cho] especializada en comunicación y eventos sobre Chocolate ofreció un divertido catering. Decidimos sugerir que cada quien le agregara a la leche (en este caso caliente) una piruleta llena de 70% de chocolate oscuro de origen venezolano. Al llegar cada invitado recibía una taza de leche caliente y su piruleta y ellos debían convertirlo en una deliciosa taza de chocolate caliente. Así fue y quedaron felices, porque es que el chocolate es el único alimento que genera felicidad pero si además la ocasión va de celebrar los proyectos chulos que ocurren en la cultura pues mucho mejor.

Un honor haber acompañado al equipo de La leche en su presentación en los increíbles espacios de Cesta República. Lo mejor es que algunos de los ilustradores más importantes de Madrid se animaron a por primera vez pintar con chocolate y aunque les resultó difícil se divirtieron con el reto.